Recomendaciones para conservar el chocolate en buen estado

Recomendaciones para conservar el chocolate en buen estado

Si eres de los que se comen una tableta de chocolate en una sentada, quizás para ti no tenga sentido guardar el chocolate. Sin embargo, un día puedes necesitar conservarlo durante varias horas, semanas o meses, ya sea para un regalo o una celebración especial. Para ello, los siguientes consejos te pueden ayudar.

En primer lugar, mantenlo en un lugar fresco y seco: lo ideal es conservarlo a una temperatura inferior a los 21 ºC y con una humedad que supere el 55%. En esas condiciones la emulsión de cacao sólido y la manteca de cacao se mantendrán estables incluso durante meses. Pero hasta en lugares secos, el chocolate no está a salvo debido a su gran facilidad para absorber los olores de todo lo que está a su alrededor. Por esta razón, no es recomendable guardarlo junto a otros alimentos o donde existan olores intensos. La solución está en la utilización de recipientes herméticos, por ejemplo, un envase de cristal con tapa, de esta forma, conservará su propio aroma y sabor durante más tiempo.  

Por otra parte, no lo dejes expuesto a la luz del sol, ni a la luz artificial. Ambos provocan que el chocolate vaya perdiendo el sabor, y, si la luz es muy intensa, pueden hacer que se derrita. 

A veces tendrás que guardarlo en la nevera: si quieres conservar tus bombones durante meses, el congelador puede ser de gran ayuda. Lo ideal es conservar el chocolate en su propio envoltorio y en un recipiente hermético para evitar que se impregne otros olores. Cabe mencionar que antes de consumirlo, primero deberás pasarlo a la parte baja de la nevera para que se descongele poco a poco. Es aconsejable evitar un cambio brusco de temperatura, ya que puede arruinar su sabor. Igualmente, si lo guardas en la nevera sin ningún envoltorio, lo mejor es que solo sea durante un periodo corto de tiempo. La humedad del frigorífico puede provocar que el azúcar del chocolate suba a la superficie y cambie de color, además de adoptar otros olores. 

Dependiendo de los ingredientes puede durar más o menos, por ejemplo, el chocolate negro puede mantenerse por casi dos años, el de leche dura alrededor de un año y el blanco alrededor de cinco meses. También, depende de la cantidad de conservantes que tengan. 

Por supuesto, en Bombones Peñalba elaboramos delicias de chocolate hechas de forma artesanal y con ingredientes de gran calidad. Sin conservantes. Elaboramos todo cuidadosamente para que disfrutes de un sabor fresco e inigualable. Y si decides guardar alguna de nuestras especialidades para un momento especial, ahora ya sabes cómo. 



Author: Bombones Peñalba

984 337 547