¿Qué sabor de chocolate te gusta más?

¿Qué sabor de chocolate te gusta más?

Te contamos las diferencias entre chocolate negro, blanco o con leche

Para muchas personas disfrutar de una onza de chocolate se ha convertido en su mejor plan tras un día duro de trabajo. Tumbarse en el sofá, relajarse y llevarse a la boca un poco de cacao produce una gran sensación de placer. Y no es para menos. Gracias a la liberación de encefalina, una sustancia química natural que genera en el cerebro, produce en el organismo una necesidad adictiva. Pero no solo eso, el consumo moderado de chocolate tiene un efecto anti-depresivo, es antioxidante y contiene grasas, sí, pero de las saludables.
El problema llega cuando tienes que elegir el tipo de chocolate que deseas disfrutar.
Tenemos que comenzar sabiendo que el principal ingrediente del chocolate es el cacao. Este fruto proviene del árbol del cacao, una especie de unos seis metros de altura que crece en las regiones humedas tropicales del continente americano y generalmente se cosecha dos veces al año. Este arbol tiene la particularidad de que tanto las flores como los frutos, parten directamente del tronco colgando muy vistosamente y las vainas pasan del verde aguacate al anaranjado o morado, momento en que estan listas para su cosecha.
 
Actualmente existen todo tipo de sabores de chocolate; intentando colmar los gustos de los más modernos y cumplir las expectativas de los más tradicionales.

¿cuáles son las diferencias entre ellos?

El chocolate propiamente dicho procede de la vaina del cacao, de donde se obtienen tres productos: cocoa, pasta de cacao y cacao en polvo. El chocolate negro contiene una proporción de más de un 50% de cacao, que procede de la semilla. En cambio, el chocolate blanco no contiene este componente en absoluto. Está elaborado con manteca de cacao –al menos un 20%-, azúcar y leche y evita la cocoa y el cacao de semilla, para no saborear esa amargura tan presente. El chocolate negro se elabora con la mezcla de pasta de cacao y azúcar y, adicionalmente, si a este se le añade leche en polvo o condesada se obtiene lo que conocemos como ‘chocolate con leche’. Debemos saber que el chocolate blanco no se considera, técnicamente y por el código alimentario de la FAO, chocolate sino un derivado.
 
Respecto a las diferencias nutricionales, el chocolate negro puro contiene más fibra, menos hidratos simples, menos colesterol y un mayor contenido de minerales como el potasio, magnesio y fósforo. El chocolate blanco, al no contar con pasta de cacao, pierde algunas propiedades. Además, este contiene leche y azúcar por lo que tiene más hidratos de carbono, vitamina A y proteínas y colesterol. 
Es conveniente recordar que cuanto más cacao contenga, de más antioxidantes polifenoles se beneficiará nuestro cuerpo.
Por tanto, comer chocolate, que muchas veces se convierte en un placer, también nos puede ayudar a llevar una dieta más sana y nutritiva. Eso sí, gracias a un consumo responsable.

Author: Bombones Peñalba

984 337 547